Las celebraciones religiosas rigen los principales días festivos de Colombia, entre está están aquellas que se dedican a celebrar las deidades de este tipo, son las más importantes, porque en estos santos y vírgenes se encuentran muchos de los referentes que los colombianos siguen en su vida moral, social e incluso cultural.

Entre los días feriados de Colombia se encuentra el 8 de diciembre de cada año, día en que se conmemora la celebración de la Virgen Inmaculada y en que la costumbre de prender velas, la noche anterior, ha pasado a la historia como una acción singular de amplio alcance en todas las ciudades.

El encender las velas es una señal de agradecimiento a Dios y la Virgen, es por esto que esta fecha especial hace que las calles, los templos y las casas se llenen de velas. Esta fecha ha pasado a la historia como uno de los días festivos de Colombia, nombrado popularmente como la noche de las velitas.

 

Desde 1854, el Papa Pío IX declaró  que la virgen María fue preservada de toda mancha del pecado original y en consecuencia debe creerse en la inmaculada concepción. Esta es una de las doctrinas religiosas más conservadas de la religión católica y como tal se celebra en Colombia en este día especial de conmemoración de la virgen y de la fe cristiana. Es una celebración en la que se realizan múltiples actividades religiosas y en la que participan todos los colombianos y colombianas, sobre todo las madres con sus hijos, porque es una fecha en la que lo más importante es celebrar la divinidad de la maternidad.

Las precesiones de la virgen, las misas, los altares llenos de flores son algunas de las características de este día festivo en Colombia, un día en el que se une la fe al colorido de los trajes religiosos y los ritmos propios de las iglesias y templos.